viernes, 15 de septiembre de 2017

"JUBILACIÓN DE PEPE BAENA"




Me ha dicho que Pepe cierra
no puede ser,
si ayer lo vi en la puerta
con Isabel
con Martín Recuerda y con Andrés
con Jesulín
y con la prima hermana de Serafín.

Me han dicho que Pepe Cierra,
que echa el telón
que ya no le quedan bragas
ni camisón
ni camisetas ni calzoncillos
ni lentejuelas ni dobladillos.

Y dicen que en Lújar, Gualchos
y Torvizcón
rezan las viejas una oración
para que Pepe, que es muy marchoso
que es muy garboso y vacilón
vuelva a la tienda y les rebaje
con mucha gracia ese sayón
que es de tergal
pa disfrazarse en el Carnaval.

Dicen que lo sobrante
irá en un flete
rumbo al Caribe o a Portugalete.
Irán corbatas, camisas de caballero,
irán sostenes
y hasta un braguero.

Allá en la Habana
estará Fidel
y cuando vea las bragas
dirá: ¿esto qué es?

Que son de Pepe
el pintor de Motril,
el de Seijas Lozano
y las cañas de almil.

Hablando en serio, Pepe nos deja,
deja la tienda, el mostrador,
pero seguro que su palique
que en ocasiones nos animó
quedará flotando por esa calle
que tantas veces él recorrió.

Me han dicho que Pepe cierra
que baja el telón.
Y aquí estamos los amigos
para decirte adiós.


Autor del poema Joaquín Pérez Prados


martes, 12 de septiembre de 2017

“A RAMÓN PORTILLO”








A RAMÓN PORTILLO”

Lllegaste una tarde serena
cielo azul
brisa suave de poniente
y rumor de cañas
en la alfombra verde de la vega.

Allá lejos dejaste los trigos
olivos, girasoles, amapolas
y lindas vivencias
junto a las riberas del gran río andaluz.

Llegaste a las aulas del Técnico
con una sonrisa
provisto de escuadra
cartabón, compás, tiralíneas y bigotera.
¡Vaya tela, señores!
Y nos enseñaste a trazar sobre papel guarro
triángulos, cuadriláteros, hexágonos,
circunferencias, tuercas, tornillos
y perspectiva caballera.
¡Vaya tela, señores!

En tus ratos de ocio te acercabas al litoral,
en la lonja observabas los pulpos
sardinas, boquerones, quisquilla
remiendo de redes
y vuelo acompasado de gaviotas.
Paseabas por los espigones,
muelles,faro
y bonita playa de las Azucenas.

Pasan los años
y en las clases se respiraba buen humor.
Eran días alegres, bulliciosos,
las hormonas circulaban veloces
por venas, arterias
sistema endocrino
pasillos y patio de recreo.
¡Vaya tela, señores!

Luego llegó el final
con sus exámenes,revalida
prueba de madurez
Y nos despedimos.
Atrás dejamos cuadernos, tinta china
y mesas de dibujo.
Nos dijimos adiós
y cada alumno puso proa
a su incierto futuro.

Pero siempre te recordaremos, Don Ramón.
Con sentimiento, respeto, cariño, emoción
y una lagrimata que en ocasiones
se asoma tímida a los ojos.
¡Vaya tela, señores!

Autor del poema Joaquín Pérez Prados